Mi experiencia con el Bullying en Cosplay – Hekady

Mi experiencia con el Bullying en Cosplay

Hola a todos 🙂 para los que no me conozcáis soy Hekady y hoy quiero contar mi historia.

He pasado unas semanas desconectada de todo y de vacaciones con mi novio. Todos tenemos etapas en nuestra vida en las que lo que nos rodea nos supera y necesitamos escapar lejos, no pensar en nada para luego poder volver con fuerza a la vida real. En mi caso avisé previamente de que no iba a contestar mensajes de ningún tipo a nadie para que no hubiera problemas 🙂
Se ha utilizado mi ausencia para exponerme públicamente ante la comunidad cosplayer en una revista online y hacerme bullying en redes sociales acusándome de varias cosas que, al que haya indagado un mínimo y no se haya quedado en el artículo que escribieron contra mi, ha podido ver que son erróneas.

Yo sé que hay mucha discrepancia alrededor de lo que significa ser cosplayer para unas personas y para otras. Para mí ser cosplayer es divertirse con un hobby que consiste en disfrazarse de algún personaje de cómic, anime, manga, película, libro etc.

Partiendo de esta idea para mí es tan cosplayer el que hace lo que puede con ropa que tiene por casa que se parece al personaje, el que compra su traje por internet o a una modista, el que lo hace desde cero solito o al que lo hace entre varias personas. No discuto que algunos tengan más mérito que otros pero todos somos cosplayers 🙂

Nunca he negado ni negaré que mis comienzos en cosplay fueron con mucha ayuda y aún sigue siendo así. Mi primer cosplay me lo dejó mi amiga Rinoa 🙂 y la guadaña de ese cosplay me la hizo un amigo, fue mi primer evento y nos lo pasamos realmente bien. Más adelante hacía cosplays con ropa que tenía por casa y partes que hacía de cero o modificaba, me lo seguía pasando increíblemente bien os lo aseguro. Posteriormente mi abuela me hizo el cosplay de Lili y yo lo modifiqué a mi gusto metiéndole pinzas etc, es uno de mis cosplays favoritos.

Desde entonces he seguido haciendo cosplay, en general con ayuda de mi madre, de mi novio y conocidos. Repito que nunca he negado ni negaré que recibo ayuda, no tengo problema en ello, no soy menos cosplayer por no hacer todos mis cosplays sola o desde cero y quien quiera decir lo contrario allá él. ¿Alguna vez me habéis preguntado cómo he hecho algo y os he dicho que lo he hecho yo siendo mentira? Sabéis que no.

Me gustaría que la gente fuera más culta en lingüística, pero eso sería como pedir que no haya gilipollas en el mundo, por desgracia es imposible. No es lo mismo decir “esto es mío” que “esto lo he hecho yo” igual que no es lo mismo decir “esto se hace así” que “esto lo he hecho así”. Parece una bobada pero entre “¿te gusto?” y “¿te gustó?” hay un polvo de diferencia.
Si en un evento me preguntan cómo está hecha cualquier parte de mi cosplay tengo derecho a decirlo, tanto si lo he hecho yo, como si lo he comprado, como si me lo ha hecho Jesucristo. Estamos de acuerdo en esto o eso espero. Soy una persona a la que le encanta ayudar a los demás cuando me lo piden.

El año pasado llevé a un evento mi cosplay de Hyperdimension Neptunia y fui en pareja con otra chica, juntas ganamos el concurso de cosplay y fue genial. A todos les encantó nuestro grupal y eso nos llenó de felicidad. Esta chica y su marido realizaron la estructura de las alas y las armas que llevábamos y el resto de mi traje lo hice yo. Yo no tenía ni idea de hacer ese tipo de cosas, así que se ofrecieron a hacerlo ellos para el grupal.

Ha sido una sorpresa para mí leer de ellos mismos que mantuvieron este hecho en secreto para que la gente no me acosara o se metiera conmigo, creo que no es algo que se deba ocultar ni que la gente se vaya a meter conmigo porque el año pasado no supiera poner leds o hacer estructuras de ese tipo, ni creo que nadie vaya a decir que soy menos cosplayer por ello como han dicho.

Es un cosplay que encantó a la gente tanto como a mi misma, montones de personas me escribían mensajes para saber cómo se hacían ese tipo de alas. Yo contestaba la verdad: que con cartón y goma eva. Aún así, todos me pedían hacer un tutorial para aprender igual que yo quise aprenderlo en su momento. Finalmente, el año pasado tuve tiempo para hacer tutoriales de casi todas las partes de mis cosplays que son interesantes para otros cosplayers. Y las iré subiendo a mi web progresivamente para ayudar a todos los que están interesados.

Aquí tenéis el tutorial de cómo están hecha la guadaña y el tutorial de cómo están hechas las alas de mi cosplay de Hyperdimension Neptunia. A riesgo de ser una pesada reitero que es un tutorial sobre “cómo hacer” y no de “cómo he hecho” esas partes del cosplay. Los que leyeron el tutorial cuando lo subí han visto desde el principio que los creadores están mencionados y que yo no me adjudico el mérito de la realización.

¿Acaso me estaría adjudicando la invención de cómo quitarle brillo a una peluca si hago un tutorial sobre cómo se consigue? La gente que quiera ver el lado malo de las cosas siempre va a tener algo que decir, ya sea cierto o inventado. No creo que un tutorial haga daño a nadie, todo lo contrario. Utilizar las imágenes que me dieron libremente no me convierte en una ladrona, ponerle mi marca de agua para que la gente que quiera copiar el tutorial sepa quién lo ha escrito (no hecho, escrito) pueda hacerlo sin problema no es malo a mi entender.

Si al ver el tutorial los propmakers se sintieron poco valorados o creyeron que el texto daba pie a confusiones sobre la autoría de tal proceso cosplayer bastaba con decirme “En tu tutorial no queda claro quién ha hecho las cosas, podrías hacer más hincapié en ello y darnos crédito de manera más notable?” Si hubieran esperado a que volviera de las vacaciones que necesitaba les habría contestado que por supuesto, que sentía la confusión que hubiera podido ocasionar y que escribiría tres párrafos enteros para darles crédito.

Era totalmente innecesario recurrir a una persona externa para solucionar un problema entre tres personas, era totalmente innecesario el bullying al que he sido sometida por gente que no ha leído mis tutoriales en los que primero no me adjudico el mérito de creación y segundo los propmakers están mencionados desde el principio. Habéis preferido acribillarme con la única prueba de leer lo que estas personas han malinterpretado y no habéis dudado en decir toda clase de cosas sobre mí tanto como cosplayer como persona sin tener ni idea y sobre todo sin ser algo que deba involucrar a más personas de las afectadas.

Llegados a este punto y debido al acoso que he recibido por parte de las personas involucradas y del resto me niego a eliminar mis tutoriales como me habéis pedido porque yo no voy a ceder ante vuestro acoso, eso conmigo no os va a funcionar y espero que con este post os valga.

En definitiva, muchísimas gracias por el apoyo que me habéis ofrecido ^^ No os preocupéis por mi, estoy acostumbrada a estas cosas. Sentíos libres de difundir este post si creéis que merece la pena ser leído, os lo agradecería porque seguro que no soy la única en esta situación.

Si alguna vez habéis sufrido este tipo de acoso por parte de otros cosplayers que sepáis que tenéis todo mi apoyo, no hay que consentir estas de acciones públicas en temas que deben solucionarse en privado. Disfrutemos de este hobby en vez de atacarnos todos por tener ideas distintas o tener una forma distinta de hacer cosplay.

PD.: Pedí que pusieran mi nombre real y enlaces en el post donde se me acusaba porque veía de máxima estupidez que crearan un artículo sobre “el crédito que merece la gente” en el que las imágenes utilizadas habían sido sacadas de mi web sin permiso, borrando mi marca de agua y sin mencionar de dónde las habían sacado.

Kiss!!*